Desde que se puso de moda lo políticamente correcto, los aburridos y amargados defensores de las ridiculeces más absolutas nos tienen acostumbrados a ser los protagonistas de las noticias de denuncias más absurdas y denigrantes para todos aquellos con más de dos dedos de frente.

Yo, desde que una asociación de enanos denunció a la compañía de móviles Amena y la obligó a retirar hace unos cuantos años este anuncio de televisión, el resto de colectivos se ha ido creciendo con los años y claro, luego la RAE tiene que pararle los pies a las feminazis para dejarles claro que género no es lo mismo que sexo. Espero que una profesora de filosofía que tuve en el instituto haya aprendido que no se puede dirigir a los alumnos como alumnas (aunque creo que lo que pretendía era provocarnos para convertirse en noticia del telediario de Antena 3).

Pero volviendo al quid de la cuestión y al título del artículo, una ONG llamada “Operation Black Vote” (ojito si en el título apareciese white en vez de black) ha decidido que el anuncio de Groupama en el que sale el portero de la selección Pepe Reina en el poblado de una tribu africana es racista puesto que no representa al pueblo africano (¿?).

Será que estos aguilillas vieron el filón justo después de que otro señor que se aburría denunciase que Tintín en el Congo era un libro racista. Evidentemente son noticias de las que gustan y venden periódicos solas. Sin me disculpáis, me voy a ver los toros y luego a dormir una siesta, que me acabo de meter una paella entre pecho y espalda tengo que estar descansado para el flamenquito de por la noche.