Categoría: Apple

Cómo instalar Windows en el disco duro externo de un Mac

Mac

Aquellos que tenemos portátiles Mac solemos encontrarnos siempre con la misma duda cada vez que necesitamos utilizar Windows: ¿Utilizo una máquina virtual o instalo Bootcamp? En ambos casos nos veremos algo apurados si nuestro disco duro no dispone de demasiado espacio. Pero existe una tercera opción: instalarlo en un disco duro externo.

La ventaja de esta última alternativa es que no se modificarán los archivos de nuestro Mac y cada vez que queramos ejecutar Windows, solamente tendremos que conectar el disco duro y mantener pulsada la tecla “Alt” para arrancarlo.

Preliminares

  • Importante: Necesitas tener una máquina virtual (o acceso a un ordenador Windows) que tenga la misma arquitectura que la versión de Windows que vas a instalar (x86 o x64).
  • Necesitas que tu Mac tenga conexiones USB3 o Thunderbolt (y también tu disco duro externo).
  • Necesitas una ISO de la versión de Windows que quieras instalar (en mi caso lo probé exitosamente con Windows 8.1).
  • Descargar imagex.exe desde esta página (tendrás que seleccionar la versión de Windows y el programa descargará los archivos necesarios. Una vez descargados, imagex.exe estará en la carpeta).
  • Los drivers de Bootcamp para tu ordenador, que puedes seleccionar aquí en función de la versión.
  • Un lápiz USB para guardar los drivers.
  • Un disco duro externo USB3/Thunderbolt.

1. Obtener el archivo install.wim

En primer lugar debes montar la ISO de Windows. En Mac puedes hacerlo de forma muy sencilla haciendo doble clic sobre ella. En Windows puedes utilizar herramientas como Winrar para acceder a sus archivos.

Una vez montada, debes acceder a la carpeta “sources” y buscar un archivo llamado “install.wim”.

A continuación, debes copiar este archivo a tu máquina virtual o instalación de Windows a, por ejemplo, C:\wim\. Deberás mover a esta carpeta también el archivo imagex.exe.

2. Limpiar, particionar y formatear el disco duro externo

En este paso se borrarán todos los datos del disco duro externo, así que realiza un backup si es necesario.

En la instalación de Windows, debes ejecutar con permisos de administrador el cmd/terminal de comandos (botón derecho, ejecutar como administrador).

En primer lugar, hay que ejecutar la utilidad de particiones:

diskpart

En segundo lugar, listamos todas nuestras unidades:

list disk

En la lista debería aparecer nuestro disco duro externo, que deberemos identificar por un número (suele ser 0 ó 1).

Una vez identificado, deberemos seleccionarlo (# es el número del disco):

select disk #

A continuación limpiaremos el disco y sus particiones (este paso es el que borrará el contenido del mismo, ojo):

clean

Convertimos la partición del disco a formato MBR:

convert mbr

Seguidamente crearemos la partición de arranque en el disco, que ocupará unos 350MB:

create partition primary size=350

Formatearemos esta partición en FAT32

format fs=fat32 quick

Estableceremos esta partición como activa:

active

Y le asignaremos una letra que no esté ocupada ya en nuestro sistema (en este caso b):

assign letter=b

A continuación, crearemos una nueva partición con el resto del espacio disponible en el disco. No lo he probado, pero es probable que si no queremos que ocupe todo el espacio restante podamos establecer el tamaño deseado con el parámetro size=XXX igual que hicimos antes.

create partition primary

Formateamos la partición en NTFS:

format fs=ntfs quick

Y le asignaremos otra letra que no esté cogida (en este caso o):

assign letter=o

Una vez hecho esto, saldremos de la aplicación:

exit

3. Desplegar la imagen de instalación de Windows

Nuevamente desde la línea de comandos deberemos acceder a la carpeta en la que tenemos los archivos install.wim e imagex.exe. Si has seguido los pasos, ambos deberían estar en C:\wim.

Una vez situados en ese directorio tendremos que comprobar qué instalación de Windows deseamos realizar, porque normalmente los DVD e imágenes de Windows disponen de varias. Para ello utilizaremos el siguiente comando y comprobaremos el número de id:

imagex.exe /info C:\wim\install.wim

Una vez identificado este número, copiaremos la imagen a nuestro disco duro, lo que puede llevar cierto tiempo (“1” es el índice de la instalación obtenido previamente y “o” es la letra de nuestro disco):

imagex.exe /apply C:\wim\install.wim 1 o:

A continuación, crearemos la sección de arranque de nuestro disco, sustituyendo (en caso de que fuere necesario) las letras de nuestras unidades (b: y o:):

o:\windows\system32\bcdboot o:\windows /f ALL /s b:

3. Arrancar e instalar Windows

Una vez realizados todos los pasos anteriores, deberemos conectar el disco duro a nuestro Mac (en caso de que los pasos que requerían Windows los hayamos hecho con otro ordenador y no con una máquina virtual). Reiniciamos el ordenador y mantendremos pulsada la tecla “Alt” (un par de veces durante la instalación).

Cuando aparezca el menú de selección de disco, elegiremos Windows y procederemos a su instalación.

Una vez en Windows, deberemos instalar los drivers de Bootcamp y reiniciar el ordenador.

Es posible que después de reiniciar se quede un cursor parpadeando en la parte superior izquierda de la pantalla. En este caso, mi solución fue la de conectar el disco duro a otro puerto USB.

El rendimiento de Windows utilizando un disco duro USB3 es bastante bueno y permite jugar a juegos con bastante fluidez.

Fuente | BleepToBleep (inglés)

 

Leer más

Cómo descargar series automáticamente en Mac

Barra de tareas de Mac con Catch RSS

Tras la desaparición de Pirate Bay, TVShows2, la aplicación para descargar series automáticamente en Mac ha dejado de funcionar debido a que obtenía los torrents de esa página. Por suerte, existe una alternativa que nos puede ayudar a salir del paso hasta que actualicen la aplicación.

Básicamente, la solución encontrada es la de utilizar ShowRSS para crear un canal RSS con nuestras series favoritas, luego cargar este RSS desde Catch, una aplicación que comprobará periódicamente si hay capítulos disponibles y en caso afirmativo los descargará utilizando un cliente de bittorrent (En mi caso Transmission).

En ShowRSS

En primer lugar debemos crearnos una cuenta en ShowRSS y a continuación añadir algunas series. En el RSS solamente irán apareciendo los nuevos capítulos, parece que no sirve para capítulos que se han emitido hace mucho tiempo.

Una vez hemos añadido las series, iremos a la sección de RSS y haremos clic en “Generate” para crear nuestro feed personal:

Gestionando series con Show RSS

En la siguiente página debemos seleccionar “Enable namespaces” y “Disable magnets” (Para que no aparezca en Transmission la ventana de opciones de descarga cada vez que añadamos un torrent). A continuación haremos clic derecho sobre la URL del RSS (de abajo) y lo copiaremos.

showrss_2

Opcional: En Transmission (cliente de bittorrent)

Si queremos que no aparezca la ventana de configuración de la descarga cada vez que añadamos un torrent nuevo y mantener ordenados los capítulos por el nombre de la serie, en las preferencias de Transmission debemos dejar establecidas las opciones de la siguiente manera.

Configuración de Transmission

En Catch

Después de descargar Catch de su página oficial, lo ejecutaremos e introduciremos la URL del RSS que hemos copiado en el paso anterior. También podemos personalizar las demás opciones para dejarlas a nuestro gusto.

Configuración de Catch RSS

Si marcamos “Organizar torrents en carpetas por nombre”, se irán creando automáticamente carpetas con los nombres de las series. Una vez hecho esto, pulsaremos en “OK” y si hay disponible alguna serie para descargar, comenzará automáticamente.

Leer más

Hyperdock, un imprescindible para Mac

hyperdockTras instalar Mac OS X varias veces los últimos días, me he dado cuenta de que existe una aplicación que se ha convertido en indispensable para utilizar de forma cómoda el sistema operativo de Apple: Hyperdock.

La principal característica que ofrece Hyperdock es la de ajustar las ventanas que tengamos abiertas a las distintas partes de la pantalla al estilo de Windows (sí, es una funcionalidad de Windows que me encanta). De esta forma, para maximizar una ventana para que ocupe toda la pantalla, bastaría con arrastrarla hacia la barra superior, o para que ocupe la mitad de la pantalla, arrastrarla a izquierda o derecha respectivamente.

Hyperdock incluye además otra característica muy interesante, que es la de mostrar las distintas ventanas abiertas de una aplicación al pasar sobre su icono del dock, muestra los eventos del calendario o un mini reproductor en el caso de itunes o Spotify.

Podéis descargar la aplicación desde su página oficial (6,95€), la verdad es que merece la pena.

Leer más

Cambia la tipografía de Yosemite por Lucida Grande

lucida_grande_yosemite

Tras actualizar dos Macs a Yosemite puedo asegurar que el tipo de letra del sistema se ve mal, muy mal en pantallas que no son retina. En Mac OS X Yosemite Apple ha cambiado la tipografía por defecto a Helvetica Neue para adaptar más la apariencia a iOS8. Sin embargo, me parece un tipo de letra que dificulta mucho la lectura en comparación con Lucida Grande, que era la utilizada en versiones anteriores.

Por un momento pensé que estaba loco, pero tras hacer una búsqueda en Google parece que hay bastante gente afectada por lo mismo. Suficiente como para que ya exista una pequeña aplicación que vuelve a establecer Lucida Grande como tipografía por defecto. Y no hay color, se lee bastante mejor.

De acuerdo que Yosemite es un sistema operativo diseñado para pantallas retina, pero no estaría de más que Apple permitiese seleccionar letra por defecto del sistema para adaptarla a los gustos (y a la vista) de cada uno.

Podéis descargar la aplicación para establecer Lucida Grande como fuente del sistema desde su página de Github.

Leer más

¿A dónde vas, Apple?

Llevo siendo usuario de iPhone desde el primer modelo, aquel que no llegó a España y cambió el rumbo de la telefonía móvil. Desde entonces, pasaron por mis manos tres modelos más: 3GS(16GB), 4S (32GB) y 5(16GB). Es probable que el 5 sea el último de todos porque no me está gustando hacia dónde se está dirigiendo Apple con sus últimas actualizaciones (de productos y de software).

Para empezar, me parece  relativamente indignante el primer tamaño de los iPhone 6. 16GB es una cantidad que hoy en día se queda corta, muy corta. Que se hayan cargado el modelo de 32GB y en su lugar hayan dejado el de 64GB para forzar al consumidor a comprar “la lavadora del medio” podría tener una justificación si se hubiese sustituido el de 16GB por el de 32GB, pero han decidido dejarlo en uno que se queda corto y en otro que sobra.

Por otro lado, estoy bastante frustrado con el tema de las actualizaciones y la duración de la batería. Desde hace unos meses, desactivar la localización y las actualizaciones en segundo plano se ha convertido en una costumbre necesaria para evitar que la batería se consuma en un abrir y cerrar de ojos. ¿De qué sirve que implementen nuevas características si no se pueden utilizar?

Desde que se presentó iOS7 es como si en Apple se hayan quedado sin ideas y todas las características que se presentan estén, o bien enfocadas al consumo (Apple Pay, por ejemplo) o a sectores de usuarios muy minoritarios (Handofff, Continuity,…) o simplemente sean unas chapuzas como el centro de notificaciones (No es cómodo, se mire por dónde se mire) o iWork (La nueva versión ha perdido la mitad de funcionalidades de la ’09).

Apple, estoy aburrido y quiero volver a tener el control de mi teléfono. Necesito que me deis alguna razón de peso para seguir siendo un fiel defensor de iPhone.

Leer más

Cómo prevenir la obsolescencia de un iPhone

Cuando estrenamos un iPhone todo va como un tiro. Las apps funcionan fluidas y se abren a la velocidad del rayo. Sin embargo, poco a poco vamos notando cómo todo va más lento y cuando un amigo compra un nuevo iPhone confirmamos nuestras sospechas: es a él al que le va todo como un tiro y a nosotros nos va lento. ¿Por qué?

La obsolescencia de los iPhone ocurre debido a dos factores: hardware y software. El más obvio, el de hardware es que todos los años Apple presenta uno o dos modelos de iPhone nuevos, más potentes que las versiones anteriores. Al ser más potentes, resulta lógico que las apps en ellos funcionen más fluidas y todo nos parezca más rápido.

Sin embargo, la segunda razón es menos obvia pese a que suele ser la que provoca un mayor desgaste en los teléfonos móviles: las actualizaciones.

Imaginémonos por un momento que somos una compañía de desarrollo que tiene una app en la Appstore. Como nos interesa llegar al máximo público posible haremos nuestra aplicación compatible con la versión de iOS más utilizada pero también con el iPhone más utilizado en ese momento. Esto significa que su rendimiento estará optimizado para un hardware determinado y funcionará más lento en versiones anteriores (por ejemplo, si ahora el iPhone que tiene más gente es el iPhone 5 las empresas desarrollarán para iPhone 5, por lo que es probable que el rendimiento en un iPhone inferior (4S, 4, 3GS…) sea menor.

Usuarios de iPhone según su modelo (2012)

Usuarios de iPhone según su modelo (2012)

Cuando Apple saca un móvil nuevo, la disminución del rendimiento no se va a notar al instante porque antes es necesario que ese móvil obtenga una cuota de mercado suficiente como para que resulte rentable desarrollar para él, pero seguramente en un año ya se empiece a notar esa disminución.

¿Qué puedo hacer para retrasar la obsolescencia de mi iPhone?

Siendo sinceros, más bien poco. De una forma u otra el móvil se volverá obsoleto, pero podemos conseguir que su rendimiento no se vea tan afectado.

Desactivar las actualizaciones automáticas

La aparición de las tiendas de aplicaciones ha traido consigo la obsesión de mantener siempre actualizadas nuestras aplicaciones. ¿Realmente necesitamos actualizarlas? Muchas actualizaciones simplemente corrigen fallos mientras que otras añaden funcionalidades que nunca utilizaremos.

Teniendo activadas las actualizaciones automáticas estamos perdiendo el control sobre lo que se instala en nuestro teléfono y estaremos favoreciendo la obsolescencia por software de manera pasiva.

Las actualizaciones automáticas se pueden desactivar desde “Ajustes”.

Desactivar actualizaciones automáticas en el iPhone

Almacenar las versiones antiguas de las apps

Es una medida útil para poder restaurar las apps de nuestro iPhone a cómo estaban en un momento determinado para que su rendimiento vuelva a ser el de entonces.

Para realizar esta tarea debemos conectar nuestro iPhone al ordenador, ejecutar iTunes y descargar todas nuestras aplicaciones. Una vez hecho esto, accederemos a la carpeta en la que se guardan y las copiaremos/moveremos a un directorio que esté bajo nuestro control para restaurarlas más adelante.

Almacena los “shsh blobs” para volver a una versión anterior de iOS

Los usuarios que actualizaron su iPhone 4 a iOS7 me darán la razón en esta medida. Cada vez que se actualiza iOS se pierde la posibilidad de hacer downgrade a una versión anterior. Da igual que el rendimiento sea mucho peor con la nueva versión, simplemente no puedes porque Apple no lo permite.

Para esta tarea existe TinyUmbrella, que obtiene de Apple y Cydia estos archivos y los guarda en tu ordenador. Ya escribí hace un tiempo sobre cómo hacerlo y a pesar de que el programa ha ido mejorando, el proceso no ha cambiado.

Leer más

Apagar y reiniciar Mac desde el teclado

Si nos quedamos sin batería en el ratón y solamente disponemos del teclado para apagar el Mac, se pueden utilizar las siguientes combinaciones de teclas para apagar y reiniciar el sistema respectivamente.

  • Apagar: ctrl (⌃) + alt (⌥) + cmd (⌘) + expulsar disco (⏏)
  • Reiniciar: ctrl (⌃) + cmd (⌘) + expulsar disco (⏏)

Más atajos de teclado en MacApple

Leer más

iOS 7: Tan fosforito que oculta sus auténticas mejoras

iOS 7Demasiado brillo y colorido son las primeras impresiones que me he llevado al probar por primera vez iOS 7. En lo estético, Apple se ha decidido por unos diseños planos, muy planos y muy peculiares que no gustarán a más de uno, porque hacen parecer tu móvil un juguete. Lo curioso es que en la web de Apple el diseño encaja perfectamente con el iPhone, pero echad un vistazo y decidme cuantos iPhone negros con iOS 7 muestran (los colores claros, con el blanco van muy bien, pero con el negro…).

Habrá que ver cómo va evolucionando en siguientes versiones, pero si las funcionalidades ya son definitivas, no estaría mal que le intentasen dar otra vuelta a esos iconos (fosforitos, sin márgenes y descompensados). Unos diseños demasiado personales para mi gusto.

Hay que reconocer que llevamos desde 2009 prácticamente sin cambios en la interfaz y que un cambio era necesario porque Android y sobre todo Windows Phone han mejorado muchísimo en apariencia, pero quizás le echo en falta una mayor personalización y poder desactivar ciertos aspectos de la interfaz, como por ejemplo el fondo de escritorio en 3D o algunas animaciones que seguramente ralentizarán a los móviles más antiguos o un selector de combinación de colores al estilo Windows 8.

Es una "beta 1" y estoy seguro de que todavía le quedan muchos cambios por delante, pero es justo reconocer que se han mejorado cosas realmente necesarias: Control Center (¡aleluya!), iCloud keychain, activation lock, mejoras en la multitarea, actualizaciones automáticas de las apps (muy importante para los desarrolladores), controles parentales, etc. Es lógico que la gente se quede sobre todo en el apartado visual, sobre todo sin haberlo probado antes.

En un iPhone 4S la beta está todavía muy verde, así que no recomiendo instalarlo en un teléfono que se necesite diariamente, sobre todo si no tienes licencia de desarrollador porque es posible que no puedas volver a una versión anterior de iOS.

Leer más

Mover la carpeta de usuario de disco duro en Mac OS X

Recientemente me instalaron un disco duro SSD de 120GB en el iMac para utilizarlo conjuntamente con el disco duro de 1TB que venía con él. El objetivo era el de mejorar la velocidad del sistema utilizando el SSD como disco de arranque y almacenar todos los datos de los usuarios (home de los usuarios) en el disco duro de 1TB (en adelante me referiré a él como “secundario”). Los pasos son los siguientes.

Crear la carpeta de usuario nueva

Lo primero que debemos hacer es crear la carpeta de usuario en el disco duro secundario. Debe tener el mismo nombre que la carpeta de usuario del disco de arranque.

Crear una copia exacta de los archivos

A continuación debemos crear una copia exacta de los archivos de la carpeta de usuario original en la nueva carpeta que hemos creado en el disco duro secundario. Para ello utilizaremos en el terminal el comando ditto, que creará una copia exacta:

sudo ditto -rsrc ORIGEN DESTINO

En mi caso quedaría de la siguiente forma:

sudo ditto -rsrc /Users/rene /Volumes/MacintoshHD/rene/

(Para obtener las rutas correctamente, podemos simplemente arrastrar desde el Finder cada una de las carpetas.)

Actualizar la configuración de Mac OS X

Una vez hecho esto, tendremos una copia de los archivos hecha, incluyendo los permisos de escritura y lectura correctos. Ahora deberemos decirle al sistema que la ubicación de la carpeta de usuario ha cambiado. Para ello accederemos a “Preferencias del Sistema”, “Usuarios y Grupos”. Una vez ahí haremos clic derecho sobre el usuario que deseemos modificar y elegiremos “Opciones Avanzadas”. En la ventana que se abre solamente tendremos que modificar la línea “Directorio de inicio” seleccionando la ubicación que hemos creado previamente.

Una vez hecho esto, reiniciaremos y ya habremos movido el directorio Home de nuestro usuario al disco duro secundario. Una vez que comprobemos que todo ha funcionado correctamente, podremos borrar la carpeta de usuario original.

Leer más

Fundas personalizadas para el iPhone

iPhone 4SDesde hace poco tengo un iPhone 4S y una de las primeras cosas que decidí buscar fue una funda que no fuese aparatosa, porque para mi anterior iPhone utilizaba una con tapa y distaba mucho de ser práctica en muchos aspectos a pesar de ser robusta.

Buscando un poco por ahí me encontré con una página de fundas para el iPhone 4 y 4S personalizadas a las que se le puede poner la foto que tú quieras. Hasta ahí nada fuera de lo común, pero viniendo de utilizar una funda con tapa no quería acabar con una de mala calidad que se rompiera o se estirase a las primeras de cambio, por lo que me llamó la atención que las fundas de esta página están hechas de PVC y de chapa por detrás (que es donde va la foto). La única desventaja que tienen es que no protegen la pantalla, pero entonces ya entraríamos en otro tipo de protectores.

Además de fundas de iPhone, en esta tienda también venden otras cosas con foto, desde bolsas de la compra hasta relojes, que quizás con lo cerca que está la Navidad a más de uno le interesaría hacer un regalo original como estos.

Página relacionada | Regalos con foto

Leer más