Este jueves en Buenafuente, Leopoldo Abadía explicó a grandes rasgos y para que cualquier persona pudiera entender la mayor estafa de la historia de Estados Unidos, llevada a cabo por Bernard Madoff, con la que consiguió robar ni más ni menos que 37.000.000.000$ (treinta y siete mil millones de dólares) a muchos confiados inversores.

Lo que no me queda del todo claro es cómo puede ser posible que después de realizar tamaña estafa, este tipejo quede en libertad con la única condición de llevar una pulsera de localización y haber pagado la irrisoria cantidad (si la comparamos con lo que robó este señor) de 10.000.0000 (diez millones de dólares) como fianza.

No puedo dejar de encontrarle cierta similitud con lo que está pasando en España con el caso Marbella, en el que “Roca y Cia” se quedan libres tras pagar cuantiosas fianzas con el dinero que ellos mismos habían robado… ¿De verdad no es necesaria una reforma de la legislación?